La enfermedad por reflujo gastroesofágico ocurre cuando el ácido del estómago fluye frecuentemente hacia el tubo que conecta la boca y el estómago (esófago). Este reflujo ácido puede irritar el revestimiento del esófago. Es un trastorno digestivo que afecta el anillo de músculo entre el esófago y el estómago. Este anillo se llama esfínter esofágico inferior. Si lo tienes, puede sufrir acidez estomacal o indigestión ácida.

Miles mexicanos adultos tienen acidez estomacal al menos una vez al mes, y más tienen acidez estomacal todos los días, incluidas muchas mujeres embarazadas. Estudios recientes muestran que también está en los bebés y niños, es más común de lo que piensas. Puede provocar vómitos que se repiten una y otra vez. También puede causar tos y otros problemas respiratorios.

Los signos y síntomas comunes pueden ser una sensación de ardor en el estómago, generalmente después de comer, que puede empeorar por la noche. Dolor de pecho, dificultad para tragar, regurgitación de comida o líquido agrio, sensación de un nudo en la garganta. Si tiene reflujo ácido nocturno, también puedes experimentar, tos crónica y laringitis.

Algunos tratamientos pueden incluir elevar la cabecera de la cama, bajar de peso, dejar de fumar, disminuir la ingesta de alcohol, limitar el tamaño de las comidas y evitar las cenas grandes, disminuir cafeínas.

Pero lo más importante es contar con el diagnóstico de un experto como es: Dr. Efraín Salomón Vargas Tapia.