Los divertículos son un tipo de bolsas abultadas y pequeñas que se forman en el revestimiento del sistema digestivo. Los divertículos también se asemejan a  protuberancias que pueden desarrollarse en el revestimiento del intestino por múltiples razones.

La mayoría de las personas con divertículos no presentan ningún síntoma y solo se saben que se tienen después de una exploración médica, la cual puede haberse hecho por alguna otra razón.

Cuando no hay síntomas, se llama diverticulosis. Pero si los divertículos causan síntomas, como dolor en la parte inferior del abdomen, se llama enfermedad diverticular. Las complicaciones pueden ocurrir en aproximadamente el 20% de las personas con diverticulosis. Una de estas complicaciones es el sangrado rectal, llamado sangrado diverticular, y otra es la infección diverticular, llamada diverticulitis.

El dolor es una de las características, pero también puede haber otros como las náuseas, estreñimiento, diarrea, fiebre, etc. Hay algunos factores de riesgo que se deben de considerar, que ayudan al desarrollo de esta enfermedad, como pueden ser el envejecimiento, obesidad, tabaquismo, falta de ejercicio o, incluso, algunos medicamentos.

Algunos tratamientos pueden incluir tener una dieta rica en fibra puede ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad diverticular y evitar que desarrolle diverticulitis. Algunos medicamentos que deben de ser recetados por un especialista, y en algunos casos, la cirugía.

Por eso es importante que consultes con un especialista como lo es Dr. Efraín Salomón Vargas Tapia.